Sin poesía

Hoy no hay poesía merodeando por mi casa.
Solo tengo ganas de hablar de mí conmigo.
De las cosas que mi voz calla
cuando el sol se esconde.
De realidades y fantasías
que se guardan bajo llave.
De los tiempos que no coinciden con los caminos que suelo andar.
Hoy sólo quiero hablar sin pensar tanto.
No quiero encontrar palabras perfectas.
Hoy no puedo ni quiero.
Quiero llegar a casa y sentarme en el sillón oscuro sin tener miradas acusándome por sonreír.
Quiero sellar con tinta cada verso que nace entre un segundo y otro.
Quiero tanto y tengo tan poco.
Hoy sólo quiero hablar porque necesito gritar.
Hablar como aquel vagabundo
que con harapos sucios alejaba a la gente,
y le miraban con desprecio
sólo por ser el mismo.
Gritar como un fanático enloquecido por su equipo favorito cuando están ganando.
Porque los silencios están tatuados en etiquetas de sociedad.

Quiero despertar lejos de ti y cerca de una sonrisa cálida.
Y caminar con las manos entrelazadas de un sentimiento genuino.
Y no correr de la lluvia con miedo
sino esperarla de rodillas a que se confunda con mis lágrimas.
Y patear piedras al caminar.
Y romper el contrato con el dolor.

Dije que no quería poesía, hoy no quería escribir así.

Gisselle Hinojosa

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s