Amor a la vida mientras dura

Con el primer rayo de sol entrando por una orilla de mi ventana, despierto y veo que mis pulmones siguen funcionando.
Extiendo la mano, deseando tocar el leve color de luz que traspasa mi persiana.
Escucho el trino de un pájaro desorientado
que se ha quedado atrás en su vuelo.
Tal vez se preguntará ¿si ese es su lugar?
Desconoce su fragilidad en este mundo, sus ojos han visto los paisajes más hermosos, sus alas han sentido la libertad que ningún otro.
Le miré fijamente y el posó sus ojos pequeños en los mios,
intentó decir adiós en su muy peculiar forma de hablar,
alzó sus alas y continuó su viaje.
Será que nunca nos detenemos a mirar el mundo así?
Será que no damos tiempo al universo de regalarnos su magia por vivir a prisa?
Voy pausar el siguiente segundo,
quiero respirar y sentir como el universo me revela su magia.
Voy a escucharle hablar, voy a responder a sus preguntas, voy a invitar al destino a quedarse a desayunar.
Voy a esperar.

Gisselle Hinojosa

Advertisements

2 thoughts on “Amor a la vida mientras dura

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s