Despedidas obligadas.

No puedo describir todo lo que siento por ahora.
Quisiera una pastilla que me quite el dolor.
Mil parches en el cuerpo.
Un somnífero que me haga soñar.
¿Cuanto cuesta el amor?
Hay vidas para encontrarte,
otras porque en ésta jamás serás.
Quisiera que seas, pero no eres.
Que historia tan peculiar, encontrar y perder.
Perder y encontrar.
Encuentros que no se realizaran.
No hay poesía que calme la agonía de dejarte atrás.

Muertes momentáneas, que duran infinitos.
Y se repiten en espiral.

Es inadmisible perderte.
pero quedarme sin tenerte sería mortal.

Gisselle Hinojosa

Black_and_White_Madrid_x

Y así sucede…

La rosa y el principito.

Te amo – dijo el principito. Yo también te quiero – dijo la rosa. No es lo mismo – respondió él… Querer es tomar posesión de algo, de alguien.

Es buscar en los demás eso que llena las expectativas personales de afecto, de compañía…

Querer es hacer nuestro lo que no nos pertenece, es adueñarnos o desear algo para completarnos, porque en algún punto nos reconocemos carentes.

Querer es esperar, es apegarse a las cosas y a las personas desde nuestras necesidades. Entonces, cuando no tenemos reciprocidad hay sufrimiento.

Cuando el “bien” querido no nos corresponde, nos sentimos frustrados y decepcionados. Si quiero a alguien, tengo expectativas, espero algo.

Si la otra persona no me da lo que espero, sufro. El problema es que hay una mayor probabilidad de que la otra persona tenga otras motivaciones, pues todos somos muy diferentes.

Cada ser humano es un universo.

Amar es desear lo mejor para el otro, aún cuando tenga motivaciones muy distintas.

Amar es permitir que seas feliz, aún cuando tu camino sea diferente al mío.

Es un sentimiento desinteresado que nace en un donarse, es darse por completo desde el corazón.

Por esto, el amor nunca será causa de sufrimiento.

Cuando una persona dice que ha sufrido por amor, en realidad ha sufrido por querer, no por amar. Se sufre por apegos. Si realmente se ama, no puede sufrir, pues nada ha esperado del otro.

Cuando amamos nos entregamos sin pedir nada a cambio, por el simple y puro placer de dar. Pero es cierto también que esta entrega, este darse, desinteresado, solo se da en el conocimiento. Solo podemos amar lo que conocemos, porque amar implica tirarse al vacío, confiar la vida y el alma. Y el alma no se indemniza.

Porque el amor trasciende el enojo, la lucha, el error y no es solo para momentos de alegría. Amar es la confianza plena de que pase lo que pase vas a estar, no porque me debas nada, no con posesión egoísta, sino estar, en silenciosa compañía

Amar es saber que no te cambia el tiempo, ni las tempestades, ni mis inviernos.

Dar amor no agota el amor, por el contrario, lo aumenta. La manera de devolver tanto amor, es abrir el corazón y dejarse amar. Ya entendí – dijo la rosa. No lo entiendas, vívelo – dijo el principito.

Advertisements

13 thoughts on “Despedidas obligadas.

      1. Jo que pena que no lo puedas abrir! porque de verdad pienso que son gustos muy parecidos :c

  1. Esto me recordo a una idea recurrente en mi sobre la libertad de amar, como dejar de ser tu para verte en los ojos del otro y ademas ser tu en todos los contextos y ademas que ese amor te impulse a ser mejor día a Dia ame tu post saludos

  2. Le petit prince parle très bien mais… nuestra realidad es tan distinta!! Somos humanos, somos egoístas por naturaleza. Es una lástima, pero es la realidad. Y como la rosa lo entendemos pero no lo vivimos. Un saludo

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s