Camino al bosque.

image

Pasé en medio de los eucaliptos, ellos hablaban entre sí susurrando, mientras yo les parecía ridículamente pequeña. A lo lejos una figura con aspecto fantasmal me esperaba, me detuve y miré hacia atrás en mi camino y solo vi mis huellas plasmadas en la tierra, como si al caminar alguien las fuese borrando para que olvidaran mi existencia.
Ella me miraba un poco con desdén y a decir verdad veía en su rostro una pequeña demoníaca sonrisa, de esas que conocen cual será tu destino y se burlan en tu cara.

Me preguntó: ¿Qué haces aquí?
Le respondí: caminando ¿Qué no ves?

Inmediatamente notó en mi algo diferente, que yo no le temía.

¿Sabes quién soy yo? ¿Sabes que es este camino?
Presiento que te has perdido en este lado del pueblo. -dijo ella-

Sólo camine por aquí porque todos me han dicho que éste será mi camino, he perdido el mapa de mi vida y ahora ellos me dicen a donde tengo que ir. -le respondí-

Ella me miró desconcertada y ha decir verdad pude notar en su rostro un poco de lástima por mi.

Te han traído a un lugar donde no puedes salir jamás  -me dijo la mujer-

Aquí  viene a dormir la gente y los eucaliptos se vuelven su sombra al caminar eternamente. Aquí la gente no llega por casualidad, me sorprendió verte sin miedo caminando entre las sombras de los árboles. Pero he notado en tu rostro que el daño te ha hecho perder el miedo, tienes mi mano marcada en tu corazón.

Me le quede mirando fijamente a sus cabellos blancos que volaban a la par que sus pies, y le dije: ¡No te entiendo!

Ella soltó una carcajada grande de esas que hacen temblar el suelo y me dijo: Nunca entendiste nada, y eso me hace reír desde que te marque en tu nacimiento. Toda la vida lo dijiste.

En eso se desapareció y sentí como el frío me quemaba al sentirla tras de mi.
Me tocó del hombro y así con sus pies volando, se acercó a mi oído y me dijo despacito: te han traído aquí a morir.

image

Gisselle Hinojosa

Advertisements

7 thoughts on “Camino al bosque.

  1. De eso nada, tú escala por los eucaliptos y mientras te embriagas de su olor, hasta que veas los rayos del sol al final y luego desciende aunque te rasques entera….y volverás a la vida.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s