El peor día.

elpeordia

Voy a empezar por el final, nosotros nos acostumbramos a lo ordinario, a aquello que inicia donde supuestamente debe iniciar.

Y hubo un silencio pausado entre ellos dos, tan largo que el viento quería gritar de tanto esperar una palabra.
Ella caminó 10 pasos sin mirar atrás.

El extendió su brazo para intentar alcanzarla, pero sus pies seguían pegados al asfalto, y solo le dijo un adiós disfrazado cuando quería decir ¡No te vayas!

Yo los miraba como quien a media tarde de un domingo va y se sienta a una butaca de un cine desolado, con el puño lleno de rosetas, esperando que algunos de los actores diga alguna palabra que me llene el rostro de esperanza, o al menos con una sonrisa de esas que llegan sin esperar. Pero era una película de Chaplin, muda de sonidos así como la historia de esos dos perdidos enamorados y mudos de sentimientos.

 

EXTRACTO DEL PEOR DIA, DEL LIBRO GALAXIAS PREDESTINADAS DE GISSELLE HINOJOSA©

 

Advertisements

10 thoughts on “El peor día.

  1. Me desencantó. O sea que, muy bueno. Con el tiempo, las lágrimas se secan solas. Los párvulos crecen. Las tardes se van sin prisas. Los horizontes se reinventan. ¿Dónde está mi corazón?

    =)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s