Cuatro estaciones.

odinochestvo

Estuve ahí, afuera,
todo el invierno,
te esperé cuando llegó la primavera
cuando el otoño se llevó el brillo de mis ojos.
Te esperé en silencio
cargue tú risa encima de mis ojos
abrí el sepulcro para secar tu lluvia,
naufrague mil veces en tu mar salado.
Escondí el verano en preguntas y dudas,
lo dejé abajo en aquella banca
la del malecón,
te dije adiós y regrese a abrazar tu ausencia.
Estuve ahí,
afuera,
entró la vida y se llevo las flores
tejió una lápida que aun me espera
me besó el destino y me abrazo la muerte
le entregue mis horas a la soledad silente.
Te esperé de noche
ya casi amanece.

 

Gisselle Hinojosa

 

No se puede forzar al destino a obedecer a un corazón enamorado, por mas honesto que sea el sentimiento, el destino es quien elige nuestros pasos.

 

 

 

 

 

Advertisements

18 thoughts on “Cuatro estaciones.

  1. Hermosa entrada… gran final…

    No se puede forzar al destino a obedecer a un corazón enamorado, por más honesto que sea el sentimiento, el destino es quien elige nuestros pasos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s